ConsejosPlantas y Flores

Aclimatando plantas al interior de tu hogar

Por fin llegó: aquí está el otoño entre nosotros. ¿Te preguntas por qué lo digo así, como con pasión y alegría? Porque como amante de la naturaleza, de los jardines, de los ciclos de la naturaleza, cada uno de ellos me fascina y los espero con enorme ansiedad, aún el frío invierno.

Cada ciclo tiene su tarea y entre ellas, al comenzar el otoño hay que pensar desde ya en el proceso de mover nuestras nuevamente hacia adentro, pasado el verano en el que han podido disfrutar del sol y el aire encuentra al aire libre. Poco a poco, deben ser devueltas adentro una vez que el clima se vuelva frío.

Traer plantas dentro para soportar el invierno no es tan fácil como simplemente ir moviendo tus macetas de un lugar a otro. Hay algunas precauciones que debes tomar cuando piensas en aclimatar plantas de exterior a interior para evitar someter a tu planta a un estado de shock. Te invito a repasar en un vistazo a cómo debe desarrollarse el proceso de aclimatación de plantas al interior para el invierno.

Primeros pasos

Lo primero que hay que hacer precisamente en estos primeros días de otoño, es evitar uno de los problemas más comunes que se presentan al volver adentro: traer plagas no deseadas junto con las plantas. Revisa cuidadosamente tus plantas, busca y descarta presencia de pequeños insectos como pulgones, cochinillas y ácaros, y si los encuentras, no dudes en eliminarlos. Estos insectos pueden hacerse un festín e infectar todas tus plantas de interior.

¿Y luego qué?

En segundo lugar, si la planta ha crecido durante el verano, es posible que desees considerar la posibilidad ya sea de podar o de trasplantar y generar una planta de menor tamaño para volver al interior. En caso de optar por la poda, no podes más de 1/3 de la planta. Además, asegúrate de podar también la raíz en una cantidad aproximadamente igual a lo que has hecho con el follaje.