Plantas y Flores

Bellis perennis, Maya, Bellorita

pot of Bellis perennis

Bellis perennis son plantas que pueden alcanzar los 45 centímetros de alto. Sus hojas son redondeadas y de color verde intenso. Sus flores son muy llamativas, pueden ser de variados colores: rojo, rosa, amarillo, blanco pero el  centro es siempre amarillo.

Pueden florecer en primavera o en otoño.

Ficha de la planta

Nombre científico: Bellis perennis.

Nombre común: Bellorita, Maya, chirivita, margarita menor, mancerina, dormilona, margarita enana o flores del prado.

Familia: de las Asteraceae. El género Bellis incluye unas 15 especies de plantas vivaces.

Las principales especies son: Bellis perennis, Bellis annua, Bellis sylvestris, Bellis rotundifolia.

Origen: originarias de Europa y del Norte de África.

Dónde crece mejor: necesita una exposición a pleno sol o a semisombra y no tolera mucho el calor, por lo cual las temperaturas deberán ser suaves. Crece en todo tipo de climas pero, aunque tampoco tolera las heladas fuertes, prefiere los más bien fríos para estimular la floración. Se recomienda  protegerla del hielo cubriéndola con ramas de coníferas o con paja.

Riego: deberán ser abundantes en el verano y el resto del año moderados.

Enemigos: el mayor peligro es el exceso de riego, puede traerle hongos, la botritis.

Requerimiento del terreno: prosperan en suelo normal de jardín al que se añadirá un poco de arena para que esté bien drenado. Se pueden trasplantar en cualquier momento, incluso en plena floración. Es suficiente con algo de abono orgánico en la tierra antes de la plantación.

Reproducción de ejemplares: se multiplican muy fácilmente a partir de semillas sembrada, pero debemos estar seguros que pasó el peligro de heladas.

Usos: Bellis perennis se utilizan en rocallas, parterres o para cubrir zonas entre plantas bulbosas.   Se ha utilizado con profusión debido a sus propiedades cicatrizantes y depurativas; es un excelente expectorante. La flor contiene saponinas, y se ha utilizado como remedio para curar los eczemas. Las hojas jóvenes son comestibles, tanto crudas como cocidas. En el jardín, se usa para formar macizos y parterres. Para plantar en rocalla o en prados naturales.