Consejos

Ideas baratas para construir nuestra cabaña en el jardín

cabaña jardín

El verano es época de bricolaje y de manualidades. Construir una cabaña en nuestro jardín puede ser una diversión mucho más sencilla y económica de lo que parece a simple vista; una actividad que además podemos compartir con nuestros hijos.

Cuando hablamos de una construir una cabaña en el jardín, no nos referimos a ir a la tienda más cercana y adquirir el modelo desmontable de turno. Nadie impide que hagamos esto en cualquier época del año, claro, pero elaborar una cabaña por nuestra cuenta cuando llega el buen tiempo, planificándola y diseñándola nosotros mismos, puede ser mucho más gratificante. Es eso de lo que vamos a hablar en este post. No os asustéis: no hace falta que seáis arquitectos o que contéis con conocimiento de programas informáticos complicados.

Una cabaña hecha con palets

Los palets de madera son un material excelente para nuestra cabaña de jardín. Basta con salir a la calle para encontrarlos, aunque también podemos acudir a algún almacén o supermercado si no queremos deambular por los contenedores. Muy probablemente no tendrán problema en darnos los que nos hagan falta. Los palets son sencillos de manipular y sobre todo de pintar; una excelente manera de tener una cabaña lista en poco tiempo, sin complicarnos la vida. Eso sí, para evitar el peligro de las astillas debemos poner mucha atención en el lijado de la madera.

Otra opción económica: el contrachapado

Más caro que los palets, pero asequible para cualquier bolsillo, es el contrachapado. Este material está compuesto por astillas de madera prensadas, estiradas y presionadas hasta componer un tipo de aglomerado muy sólido y seguro. Es perfecto si queremos que nuestros peques nos ayuden con la cabaña y aprendan algo de habilidad manual, más allá de colocar una tabla sobre otra como es el caso de los palets. Les podremos enseñar a manipular la madera de manera muy sencilla y a emplear herramientas sin que peligre su seguridad. Además, el contrachapado nos permitirá mayor versatilidad a la hora del diseño, algo que agradecerán los que sean más manitas y quieran recrear el diseño de esa cabaña que siempre les ha rondado en la mente.