Plantas y Flores

Cactus en casa ¿sí o no?

Opuntia cactus isolated on black background

En el contexto del post que compartíamos ayer, titulado calefacción y plantas de interior, hacíamos referencia a los cactus, destacando su nivel de resistencia a la falta de “cuidados esmerados”. Los cactus gustan mucho a algunas personas, al punto de formar parte de la decoración navideña, pero no tanto a otros. Por ello, la pregunta del título está más que vigente y te invito a conocerlos un poco más…

¿Ideales para quién?

Este tipo de planta es ideal para quien -por ejemplo- vive en un piso, no tiene acceso a tierra plena ni dispone de mucho lugar. También son una excelente opción para las personas que no pueden dedicar mucho tiempo para cuidar a sus plantas (pero las aman) o para quienes no poseen ritmos de trabajos u horarios fijos (pienso en personas que pasan mucho tiempo fuera, como azafatas).

De todos modos, si no se lo cuida mínimamente un cactus puede llegar a morir. Un cuidado especial y diferente es el tema del riego: debes descartar de plano el “mito” que asocia el hecho de que los cactus son plantas típicas de zonas  desérticas y por ello caso no necesitan agua: te lo digo así de sencillo: créeme que te darás cuenta cuando sea necesario regar el tuyo. Si luce deprimido, arrugado y con falta de turgencia,  está claro que necesita agua. Lo bueno es que es casi automático: tan pronto mojas la tierra, él o ellos se reponen  rápidamente.

Cuidados de los cactus

Si bien no requieren cuidados en exceso, es importante  atender su crecimiento, incluso si es necesario, cámbiale el tiesto o recipiente cada tanto  tiempo. Su tierra también necesitará nutrientes y fertilizantes además de un mantillo de hojas para maximizar su capacidad de absorción del agua y la retención de la misma. Sugiero los mantillos procedentes de hojas de tilo, arce, castaño de Indias y fresnos.