ConsejosPaisajismoProductos

Caja para reforestar, el invento del año

No en vano se ha calificado esta caja como el mejor invento del año 2010. Aquellos de nosotros que miramos el futuro con enfoque amplio y valoramos cada gota de los recursos naturales de los que disponemos, habríamos sin duda otorgado tal galardón a esta invención.

En mi opinión deja atrás otras tantas invenciones tecnológicas a las que no resto valor, pero pongo en segundo plano frente a la ya famosa La Groasis Waterboxx.

Sus inventores y promotores definen a la Groasis Waterboxx, como una caja “inteligente”, capaz de varias interesantes acciones que en definitiva protegen y cuidan nuestros recursos. Fue creada Pieter Hoff, según cita la conocida y prestigiosa revista Science, en definitiva quien distingue a este invento con tal premio.

La competencia fue dura: esta humilde pero poderosa caja fue capaz de competir y derrotar nada menos que a otras 221 invenciones que fueron postuladas tras una rigurosa  preselección que además los dividía en 11 categorías diferentes.

El objetivo de su creación es  tan ambicioso como optimista: se trata de devolver al planeta importantes recursos naturales en forma de reforestar 2 mil millones de hectáreas.

Las cifras del consumo y desgaste de los recursos naturales son alarmantes y van de la mano de un crecimiento exponencial de la población mundial que debería tomar conciencia de la importancia de cuidarlos, reutilizarlos y ahorrarlos.

Por si fuera poco, el citado invento también impactará en otro sentido: sus creadores aseveran que es capaz de  disminuir la contaminación ambiental y suavizar la violencia de los cambios climáticos.

Luego de rigurosas pruebas en difíciles condiciones climáticas, la caja comenzará a funcionar oficialmente a partir de Enero del próximo año.