Plantas y Flores

Calceolaria, Zapatitos de Venus

Calceolaria

Calceolaria es una planta anual, por tanto, luego de florecer, se tira porque no vuelve a florecer. Las especies más habituales en las tiendas de plantas pueden llegar a medir como máximo 30 centímetros de alto.

Sus hojas son anchas y se agrupan en verticilos, son conjuntos de tres o más ramos, hojas, flores, pétalos u otros órganos, que están en un mismo plano alrededor de un tallo.

Sus flores son muy llamativas y curiosas,  de color amarillas o rojizas, con su parte inferior en forma de zapatilla.

Ficha de la planta

Nombre científico: Calceolaria.

Nombre común: Zapatitos de Venus, Portamonedas, Pulicua, zapatitos de la Virgen, flor zueco, capachito o topa-topa
Calceolaria, Zapatitos de Venus, Zapatito de Venus, Zapato de Venus, Zapatilla de Venus, Zapatito de la Virgen, Capachito, Flor zueco.

Familia: el género Calceolaria pertenece a la familia de las Calceolariaceae, pero antes se integraba en las Scrophulariaceae. Lo forman más de 300 especies de plantas vivaces, anuales y arbustos.

Las principales especies son: Calceolaria herbeohybrida, Calceolaria mexicana, Calceolaria bicolor, Calceolaria rugosa, Calceolaria biflora.

Origen: México y América del Sur.

Dónde crece mejor: necesitan una exposición luminosa pero sin sol directo. Es muy importante la temperatura, que deberá estar entre los 10 a 20ºC.

Riego: se debe regar en abundancia ya que necesita bastante agua sin cal.

Enemigos: Calceolaria puede ser atacada por virus o por mosca verde, le aparecen manchas amarillas o marrones en las hojas.

Requerimiento del terreno: el suelo ideal es a base de turba y arena, pero puede prosperar en cualquier suelo formado por sustrato comercial. Para realizar un trasplante es conviente hacerlo a finales del invierno, luego de pasado el peligro de las heladas. Se debe abonar quincenalmente en la época de floración, con fertilizante mineral.

Reproducción de ejemplares: Calceolaria se pueden multiplicar a partir de semillas sembradas a finales de primavera, pero debemos tener presente que no es una tarea fácil para los aficionados.

Usos: se utilizan para crear macizos en jardines o como planta de interior en lugares frescos.

Cuando esta belleza esté en plena floración, toma tu cámara,  captura el momento y tendrás para siempre las más preciadas postales de tu jardín.