Arboles

Elegantes y siempre hermosas: las Camelias

camelias1.thumbnail

Pertenecen a la familia de las Teacias siendo su orgien Asia oriental.

Es un árbol y arbusto decorativo por sus hojas y flores. Se multiplica por semilla, estaquilla, acodo aéreo e injerto. Las camelias son árboles y arbustos de las regiones tropicales de Asia oriental en donde llegan a lograr alturas de 8 a 10 metros. Presentan follaje persistente, de un color verde brillante, muy decorativo.

Sus flores simples o dobles, tienen diversas tonalidades, desde el blanco puro hasta el rojo, pasando por el rosa, frecuentemente con varios matices. Conviene recordar que a éste género pertenece también C. sinesis, de cuyos botones y hojas se obtiene el famoso Té consumido en todo el mundo en infusiones.

Son plantas muy decorativas, ya que unen a sus hojas enteras unas flores perfectas de colores puros o combinados, modelo de perfección en todo el mundo de la vegetación ornamental. Por ejemplo en los rosales, se dice de las mejores variedades de flor que son aquellos híbridos semejantes en la forma de sus flores a las camelias. Se emplean con enorme función decorativa en terrazas protegidas, patios interiores, invernaderos fríos, etc.

Originarias de las regiones umbrías y de sotobosques, requieren una exposición de sombra o semisombra permanente. Se adaptan bien a clima más fríos, llegando a soportar sin mucha dificultad temperaturas de 10 y 15 ºC. Necesitan un suelo muy orgánico de carácter ácido, normalmente para su cultivo se emplean tierras sanas de jardín mezcladas con tierras de brezo y otros sustratos de tendencia ácida. No es conveniente abonar con estiércol ni con abonos universales de reacción básica. Exigen un minucioso control del sustrato y del agua de riego, que ha de ser abundante y desprovisto de sales básicas. Lo mejor sería emplear agua de lluvia o de monte granítico turbosa. Se las suele forzar en invernadero frío para conseguir flores fuera de su época normal , que se emplean en floristería. Entre las especies y variedades más representativas destaca la Camelia japónica.

Sin duda es la más conocida, procede del Japón, posee largas hojas ovaladas y flores rojas, rosas y blancas, a menudo con mezclas de estos colores. Es una planta vigorosa y puede alcanzar un buen desarrollo en las zonas húmedas .