ConsejosHerramientas

Características y cuidados de las macetas de madera

Características y cuidados de las macetas de madera. En un post anterior que te invito a releer, comentamos acerca de las ventajas (estéticas y funcionales) de este tipo de contenedores marcan presencia y buen gusto en todo ambiente (exterior o interior) en el que estén presentes.

En líneas generales, este tipo de maceta está disponible en una variedad de maderas y colores: cedro, secoya, teca, ciprés entre otras proporcionan una gran versatilidad para combinar con otros componentes de jardín, tales como asientos, enrejados o almacenamiento

Maderas como la secoya (sequoia) y el cedro pueden ser utilizados para macetas  sin necesidad de darles pintura, ya que son resistentes a la pudrición y capaces de sostener otro atributo importante: la  madera aísla las raíces del calor del sol de verano.

En términos de porosidad, las macetas y los tiestos de madera se encuentran un un término medio entre el  plástico y arcilla; este rango “intermedio” también se da respecto a otro parámetro no menos importante: el peso. Recuerda que una de las principales virtudes de las macetas, es precisamente la posibilidad de movilidad, por lo que habrás de levantarlas muchas veces a lo largo del año y al respecto, que no sean excesivamente pesadas es muy importante.

Por último, su cuidado: deben ser tratados con productos especiales para evitar pudrición, teniendo cuidado de que no sean tóxicos para la planta. Exteriormente pueden ser pintados una y otra vez, en la seguridad de que se trata de un material duradero y versátil.