Consejos

Césped en Septiembre

Septiembre es el mejor mes de todo el año para sembrar el césped y necesitas ser un profesional de la jardinería para hacer lo necesario. Esto incluye tanto la siembra de un nuevo césped como una posible resiembra; ¿el objetivo? asentar un césped establecido para que sea más grueso, vigoroso y saludable.

Si es necesario, se puede trabajar la tierra, adicionar fertilizante y colocar  semillas de césped, todo el mismo día.  Si puedes alternarlo en dos o tres días mejor aún.  Como señalaba antes, el otoño es un buen momento para airear y realizar tareas  de limpieza en el césped; por supuesto, todo eso debe ser completado antes de antes de la siembra.

Si tienes posibilidad, evalúa la posibilidad de adicionar un abono orgánico para mejorar la pesada tierra compactada, especialmente si es un suelo rico en  arcilla; el momento ideal es luego de la aireación y antes de la siembra.

Si el césped o el suelo está muy compactado (por venir de un  verano seco o si se ha pisado y exigido mucho al césped) una buena sugerencia es empapar el suelo de un día o dos antes de empezar su proyecto de mejora integral del césped; otra posibilidad es comenzar este proceso un par de días después  de una buena lluvia.

Recuerda siempre -tal y como se enseña en todos los  cursos de decoración de exteriores-  que el césped  una parte clave en tu jardíny a la vez, es de las partes más expuestas y en cierto modo más “sufridas” de tu espacio verde, ya que es imposible protegerlo de heladas y nieve (llegado el caso) y a la vez lo castigamos caminando sobre él todo el tiempo. Por ello, cobra mucha importancia siempre sostener su cuidado, siempre teniendo en cuenta los cuatro pilares básicos de su mantenimiento: corte, regado, fertilización y aireación.

Si completas con resiembra, tu césped será la envidia de todos tus vecinos, no lo dudes…