Plantas y Flores

Claves para elegir arbustos de flor

elegir arbustos flor

Si bien esto de elegir plantas y arbustos, calificándolos como “los mejores” siempre tiene un toque subjetivo, hay algunas razones de peso para poder recomendarte algunos arbustos de flor.

Para empezar, yo elegiría aquellos que tengan capacidad de florecer todo el año, porque garantizan presencia y color en tu jardín. No es casualidad que éstos sean unas de las primeras opciones que son consideradas por jardineros expertos y paisajistas.

¿Quieres saber cuáles son los arbustos en cuestión? Toma nota, te invito a conocerlos mejor…

Adelfa

Es notable y queda evidenciado en la foto de portada, el potencial ornamental que tiene estos arbustos. Para evitar confusiones, como siempre cito su nombre científico:  hablamos del Nerium oleander L, un arbusto que al principio sólo son plantas de porte pequeño o mediano, pero a medida que crece, aunque controles su forma con podas sucesivas (cosa que es muy recomendable) se transforma en un gran arbusto. Otro punto a su favor es que hay muchas variedades y puedes combinar Adelfas con flores de varios colores  siendo notables sus matices de rojo y rosa centros blancos, o de pétalos blancos con centro amarillo.

Crece muy cómodamente en zonas cálidas y es capaz de soportar un buen tiempo sin aporte de agua sosteniendo sin problemas su vigor verde y abundante floración.

Hibiscos

Hay una amplia variedad tanto de colores como de estructura floral. Son increíbles los llamados Hibiscos “dobles” que poseen una doble corola de pétalos con una cierta rugosidad en sus extremos que le otorgan una gracia y movimiento sin igual. Sus flores viven poco, apenas unos cuatro días de máximo esplendor en la planta, pero en contrapartida un Hibisco con buena salud florece y florece por doquier, durante la mayor parte del año, excepto que vivas en zonas de frío extremo y nieve.

A pesar de que son arbustos, los  Hibisco pueden alcanzar altura y dimensiones de árbol pequeño sin ningún problema; todo depende de la dirección que promuevas a través de podas sucesivas.

Es una planta muy fuerte; en mi propio jardín una noche hubo una helada inesperada que “quemó” prácticamente todos los brotes y partes verdes. En pocos meses, sin ningún tratamiento especial más allá de la poda y retiro de partes muertas, la planta comenzó a emitir brotes vigorosos y hoy está como era antes.

  • Águeda

    Si el arbusto de la foto es muy bonito.