Consejos

Cómo borrar los daños de invierno en el jardín

Cómo borrar los daños de invierno en el jardín. El invierno causa estragos en nuestras plantas, lo sabemos muy bien.  Una de las partes más vulnerables y que suele resultar más dañadas es el césped ya que es imposible cubrirlo en su totalidad, como hacemos con algunas plantas. ¿Cómo puedes reparar el daño que le ocurrió al césped durante el invierno?

El hecho de que el césped esté congelado o en estado latente durante varios meses no quiere decir que sea inmune al daño. Los quitanieves, la fusión del hielo, el tránsito peatonal frecuente, y la final de la temporada las bajas temperaturas tomados como factores en conjunto, son dañinos y difíciles de evitar.

Hay muy poco para hacer en el caso del amarillamiento y moho consecuencia de la nieve, durante la temporada fría. El momento de recuperar  el césped es cuando el crecimiento comienza. En ocasiones el daño se presenta en “parches” por lo que deben hacerse tratamientos locales y eso sí: hay que mantener a raya las malas hierbas.

Espera hasta que el suelo ya no esté húmedo y fangoso. A continuación, utiliza un rastrillo de acero para eliminar la hierba muerta y áspera la superficie de la tierra. Nivela las manchas irregulares con tierra vegetal.

Siembra nuevas semillas de césped  densamente en las zonas expuestas y pasa rastrillo en la ligera. Debes regar con regularidad hasta que el césped está bien establecido. No cortes el césped hasta que varias semanas de crecimiento se hayan producido.

Ahora bien: en el próximo otoño, no olvides tomar algunas medidas preventivas: antes de que la hierba se aletarga, corta y riega a fondo por última vez. Antes de la primera nevada, marca los límites de tu calzada y aceras para mantener palas de nieve fuera del césped.