Consejos

Cómo comenzar un prado silvestre

En nuestro post anterior dedicado a este tema, definía a los prados de flores silvestres como una de las soluciones más económicas y bonitas .

El primer paso es la remoción de las hierbas y las malezas. Haz una buena limpieza y si  vives donde los veranos son habitualmente soleados y calurosos, puedes limpiar el suelo de malas hierbas mediante la llamada  solarización (utilizando el calor del sol para matar las semillas). Después de un corte, bien al ras  hasta el suelo, deja evaporar el el agua completamente y luego cubre bien con mallas plásticas, tan bien como puedas sellando los bordes con  tierra o piedras. La luz del sol pasa a través del plástico y se calienta el suelo, que se mantiene caliente.

Dependiendo de la cantidad de sol y el calor que hace, el proceso puede tomar tan poco como dos semanas, o hasta seis. Como guía general, el objetivo es elevar la temperatura del suelo hasta unos 10 cm  de profundidad por encima de los 37 °C. Aunque los productores comerciales utilizan el proceso a gran escala, para los jardineros tamién da excelentes resultados.

Una vez que se retira el plástico, rota y remueve con un tenedor hasta que completes toda el área. Aporta un poco de agua, y luego espera dos semanas para que las semillas de malas hierbas restantes para germinar. Cuando lo hacen, retira manualmente y comienza a cultivar la zona.

Este método es poco práctico para una zona donde el sol es débil o sea en un clima frío, donde habrá que ingeniarse para deshacerse de las malas hierbas. En estos casos, dependiendo del clima, la solución puede ser la contraria al calor, es decir esperar una buena helada.

Sea cual sea el proceso que se utiliza, puede ser necesario excavar con un rastrilloy quitar manualmente las malezas persistentes.

En el próximo post compartimos los siguientes pasos.