Paisajismo

Cómo crear nuestro techo verde

shutterstock,dremstime,fotolia,istock,canstock,deposit

Un techo verde es una excelente opción para darle vida y originalidad a la terraza. Por otro lado, también nos sirve para aportar nuestro granito de arena a la salud general de nuestras ciudades. Tenemos algunas pautas que nos enseñarán cómo crear nuestro techo verde de manera sencilla.

El techo verde, aunque se ha convertido en una moda destinada a los urbanitas que quieran tener en su vida un trocito de jardín, en realidad pertenece a una tradición arquitectónica que podemos rastrear mucho siglos atrás. Hoy en día se trata de una extensión que plantamos con una función sobre todo decorativa; en el pasado se colocaba en los techos como un método natural de aislamiento térmico, para mantener una temperatura uniforme en el interior de los edificios, y en algunos casos incluso como forma de aislante acústico.

Desde hace algún tiempo se ha fomentado su aparición en las urbes como una manera de absorber el CO2 del ambiente, que cada día nos rodea más y  más a causa de la creciente polución. En las grandes ciudades no es tan sencillo tener un jardín, por ejemplo, como quizás nos gustaría, y los parques por desgracia van disminuyendo… Pero un techo verde es una alternativa en miniatura a ambas cosas, que apenas nos llevará unos cuantos días crear.

Cómo plantar el césped en la terraza

Lo primero e imprescindible es planificar las diferentes capas que debemos tener en cuenta para crear este pequeño jardín urbano. Desde la más interior hasta la más exterior, son las siguientes:

  • Una cubierta sobre la que colocamos, sellada, una membrana impermeable.
  • Una zona de drenaje (aquí podemos colocar, por ejemplo, pequeños guijarros que faciliten la salida del agua cuando sea necesario).
  • Una capa filtrante.
  • El sustrato. Ésta ya es la capa en la que comienza nuestro techo verde propiamente dicho, es decir, la que alimentará lo que queramos plantar en él. Debe ser ligero y puede contener compost.
  • La siembra. En tiendas especializadas en elementos de jardín podemos encontrarnos tapetes en los que ya hay algunas plantas sembradas; esto puede ser ideal si somos novatos del todo y queremos empezar de la manera más sencilla. Si preferimos ser nosotros los que escojamos las plantas, tenemos tanta variedad como se nos pueda pasar por la cabeza. Plantas silvestres, estacionales, césped… Tenemos que informarnos previamente, claro está, de qué plantas pueden venir mejor a nuestro entorno. Recordad que en esto tiene mucho que ver la zona en la que vivamos, la altura de nuestro piso… Consultar con un experto puede sernos de mucha ayuda.