ConsejosPlantas y Flores

Cómo cuidar las anémonas

Cómo cuidar las anémonas. Te invito a visitar nuestro post anterior sobre las Anémonas, como forma de contextualizar el tema. Como mencionaba, son muchas las variedades que puedes encontrar lo que se traduce en multiplicidad de formas, colores, estaturas y portes.

No todas son amarillas, y como ejemplo cito la que puedes ver en la imagen de portada, que luce un bellísimo colorido entre celeste y lila; se trata de la Anémona nemorosa. Son plantas ideales para quienes buscan floración exhuberante en Primavera, tanto en tierra plena como para un balcón.

Hoy nos concentramos en los cuidados que requieren:

¿Cuándo se plantan? Recuerda que son bulbos y en este caso deben ser plantados por primera vez a mediados de setiembre (es decir de otoño) a no más de 5 cm de profundidad. Puede ser en macetas (terrazas y balcones) como directamente en tierra plena que goce de las condiciones de luz antes señaladas.

Temperatura: no soportará las heladas ni fríos intensos (por algo florecen espontáneamente en Primavera); ante imprevistos hay que protegerlas.

Iluminación: el rango es amplio y no son “delicadas” en ese sentido ya que crece cómodas tanto en media sombra como en ausencia de sol directo aunque si recibe algo en la mañana será mucho mejor.

Humedad ambiente: media a alta es lo mejor, bien semejante a los húmedos bosques.

Riego: el riego debe ser con frecuencia constante, pero nunca abundante, lo ideal es poco diariamente, o cuando mucho cada día y medio. El objetivo es que la tierra esté  siempre húmeda y fresco, pero de ningún modo  impregnado de agua, es decir no se debe correr el riesgo de suelo anegado pero tampoco muy seco.

  • Pingback: H&M recoge ropa usada | Blog Ellas