Herramientas

Cómo cuidar y mantener herramientas de metal

Cómo cuidar y mantener herramientas de metal. Desde hace algunos días venimos insistiendo en la importancia del buen cuidado de tus herramientas de jardín. Higiene y mantenimiento son premisas generales, es verdad, pero esmerarte en cuidar algunas partes en particular (como por ejemplo las piezas de madera) también hace al cuidado total. Veamos en especial,  cómo cuidar algunas piezas de metal.

  • Las superficies de metal

Guarda las herramientas de metal, como palas, u hojas de tijeras, en un balde lleno de arena gruesa a la que se haya añadido algo de aceite (aceite de motor de aceite o vegetal). PuedeS guardar las herramientas en esas condiciones todo el invierno en la arena o dejarlas un par de semanas y quitarlas y limpiarlas.

Dependiendo de la herramienta, puedes usar un recipiente con arena y aceite más pequeño; la arena colabora en hacer una especie de “exfoliación” al rozar, que permite que la acción del aceite sea más efectiva.

¿Y cuál es la función del aceite? Muy sencillo: limpia los restos de suciedad que hayan quedado y consigue evitar que la superficie de metal se oxide.

A esa medida, suma una vez al año, una limpieza de las superficies de metal con un cepillo de alambre para eliminar la suciedad y la luz óxido.

Si por algún motivo tomas alguna herramienta que no ha sido bien cuidada y el óxido está empeorando las cosas, éste  a veces se puede quitar remojando la herramienta en vinagre blanco, de lo contrario, utilice lana de acero. Una vez que el óxido se elimina y toda la superficie esté limpia, se puede aplicar una imprimación antioxidante. Si el tipo de pieza lo permite, se puede optar por lijar con lana de acero y volver a pintar las áreas ásperas.