Huertos

Cómo cultivar fresas silvestres en tu hogar

como cultivar fresas silvestres

Me gustaría contextualizar el tema del cultivo de fresas silvestres en un marco un poco más grande y completo. Nada como cultivar por ti mismo tus propios alimentos, créeme, allí mismo: a un paso, es decir en tu hogar.

Por mi parte comencé esta experiencia en la pasada primavera: mis primeros intentos fueron tomates, tomates cherry y pimientos. La experiencia no podía haber sido más gratificante y exitosa, ya que no compré tomates en los siguientes 6 meses (ahorré bastante créeme porque es un alimento que consumimos a diario en mi hogar) y además tenía la tranquilidad de comer muy sano, con estos frutos sacados de la planta apenas un par de horas antes de comerlos, con tiempo suficiente para enfriarlos un poco y nada más.

¿Seguimos con las fresas silvestres?

Exactamente esa es la propuesta. Su cultivo es muy fácil créeme porque la fresa es naturalmente una planta invasora en estado silvestre, lo que significa que se las arregla muy bien para crecer y expandirse por sí sola.

Por este motivo, es que lo primero que señalo es que hay que destinar un tiesto o jardinera para ella sola porque, esa tendencia invasora puede perjudicar a plantas vecinas que sean más “tímidas” por así decirlo.

¿Qué cuidados necesita?

Hay un par de cosas que requieren las fresas silvestres: las dos razones para el éxito de estos cultivos son mucho riego y mucho sol. Por supuesto, de la mano del mucho riego debes vigilar que exista un buen drenaje.

Otro cuidado importante es vigilar la planta constantemente y preservarla contra plagas: el hecho es que su flor y su fruto son apetecibles tanto para algunas mascotas (a mi perro le encantan por lo que debo dejarlas fuera de su alcance) hasta caracoles y otros visitantes no deseados.

Lo mejor es prevenir: aplicando un buen funguicida o un producto de los conocido como 3 en 1, será suficiente.

Insisto con este punto: el mayor problema es la falta de riego, pero si eso pasa, cuando la rehidratas revive de forma increíble. Será en el centro de la flor, cuando caen los pétalos, aparece la tan esperada fresa, una por flor.

Están  maduras cuando están bien rojas y turgentes.

Etiquetas: