Huertos

Cómo cultivar fresas

Depositphotos_28215505_xs

Seguro que uno de los primeros cultivos que se nos pasa por la cabeza cuando planeamos nuestro huerto urbano es la fresa. La idea de contar con fresas frescas directamente en nuestra mesa en cualquier momento es una tentación…

Cultivar fresas es más sencillo de lo que podemos pensar en un primer momento, en gran parte por la resistencia de esta planta. Tanto si nos planteamos tenerla en el jardín como en nuestra terraza o huerto de casa, no debemos preocuparnos en exceso por las temperaturas: es capaz de soportar bien grandes temporadas de frío y el calor de las zonas más sureñas. Como con cualquier otra planta, claro está, es mejor que no sufra los extremos en exceso. Se recomienda plantar fresas tanto a final del invierno como en primavera, así que puede ser una buena elección para estos últimos meses del año que casi tenemos encima.

¿Qué escogemos, semillas o plantones? Las dos opciones son válidas, aunque evidentemente los plantones nos serán mucho más cómodos a la hora de colocarlos en macetas. Las semillas podemos plantarlas en un semillero, en caso de que tengamos pensado hacer lo propio con otras especies y darle variedad a nuestro jardín o huerto. Tanto si elegimos macetas como la tierra del jardín, es importante que haya un buen sistema de drenaje de agua y que cuenten con bastante luz solar a lo largo del día.

Y cuando pasen los meses y nuestras fresas ya empiecen a despuntar, rojas y apetecibles, ¿cómo podemos saber cuándo recogerlas? Lo cierto es que, si bien son plantas sencillas de cultivar y fáciles de mantener, sí que nos exigirán algo siempre, queramos o no: mucha paciencia. Es posible que tengamos que esperar hasta un año antes de que se encuentren perfectamente maduras; recogerlas antes de tiempo puede ocasionar que perdamos el cultivo entero y por consiguiente todos esos meses de espera. A cambio, eso sí, tendremos fresas en el jardín durante bastante tiempo, ya que las matas son muy longevas (pueden permanecer con nosotros hasta tres años). Si no tenemos problema con esto, ¡manos a la obra!