Plantas y Flores

Cómo elegir plantas para un terrario

Little cactuses

El proyecto de construcción de un terrario pone a prueba toda nuestra vocación de jardinería y otros atributos tales como paciencia, buen gusto y mucho cuidado por lo estético. A lo largo del proceso hay aspectos que son más vitales que otros; uno de los factores de éxito clave, sin lugar a dudas, es la correcta elección de las plantas que formarán parte de la composición.

Te invito a conocer los principales criterios en ese sentido…

Selección de plantas

Si quieres un terrario cerrado, lo que necesitas son plantas que gusten del suelo húmedo y la humedad alta. Los terrarios abiertos con arco superior o semicerrados, admiten que puedas utilizar una gran variedad de plantas como pasa en el caso de los jardines de “vajilla”. Ahora bien, si me pides una regla general digo que los terrarios cerrados y semi-cerrados necesitan plantas que crezcan bien en condiciones de poca luz porque en ningún caso se pueden colocar cerca de una ventana soleada, ya que en ese caso se van a “cocinar” al vapor y morirán rápidamente.

El tamaño sí importa

Compra plantas lo suficientemente pequeñas como para mirar en proporción al recipiente. Si lo deseas, puedes pensar en una planta o una planta focal  y algunas plantas de relleno, pero en todos los casos recuerda que la gracia del terrario también está en la relación espacio abierto o libre (que se aprecie a través del cristal) y espacio ocupado por plantas.

Una opción es un terrario de una sola planta con un color llamativo luminoso que esté acompañada por otras (siempre de tamaño pequeño y armonioso) que sean de colores más fríos y grises, que no “compitan” en el destaque frente a la que has elegido como punto focal.

Por último lo más importante: más allá de lo estético, asegúrate de que las plantas que elijas tengan necesidades similares de  humedad y de luz. Por ejemplo: no se pueden mezclar los cactus y el musgo, porque seguro una de ellas morirá…