Consejos

Cómo elegir un fertilizante para tus plantas

En nuestro post anterior, el punto clave ha sido sensibilizarte acerca no sólo de la “conveniencia” de fertilizar tus plantas, sino de la imperiosa necesidad que ello significa… ¿Cuáles son los pasos a seguir?

Primero la elección del fertilizante correcto. Comienza por la compra de un alimento o fertilizante orgánico, en lo posible de origen vegetal y soluble en agua. Enfatizo en que sea orgánico, porque si no has proporcionado fertilizante antes, te voy a recomendar que lo hagas con cierta frecuencia.

Optar por un fertilizante sintético, también es posible y en definitiva mejor que nada…; en ese caso tendrás que seguir las instrucciones del paquete con sumo cuidado y atención para no correr el riesgo de “quemar” las plantas mediante la excesiva aplicación de fertilizantes químicos.

Existen fertilizantes conocidos como AP (all-purpose o todo propósito) que fertilizantes están formulados con base orgánica, son fáciles de usar y muy eficaces. Otras opciones también están disponibles en el mercado, incluyendo algunos compuestos hechos en base a excremento de lombriz, y elementos provenientes de algas marinas. Asesórate en la tienda de tu confianza…

En el próximo post, aprenderemos cómo elaborar un plan de fertilización.

Imagen: jardineria