Consejos

Cómo eliminar las babosas de nuestro jardín

SONY DSC

Las babosas no sólo pueden ser sumamente desagradables a la vista, si somos aprensivos; también resultan muy perniciosas para nuestras plantas. Además de devorarlas, también pueden transmitirles ciertas enfermedades. Así que lo mejor es cortar por lo sano y eliminar las colonias antes de que sea tarde.

¿Cómo deshacernos de estos animales tan esquivos? En realidad, hay métodos muy sencillos, algunos de los cuales nos pueden servir para eliminar también otra plaga similar, la del caracol. Por ejemplo, podemos recurrir a un elemento que seguro que tenemos en casa: la cerveza. Sí, tal como lo leéis. Tan sólo hemos de rellenar un pequeño recipiente con cerveza (un vaso de plástico o una fiambrera de tamaño reducido pueden servirnos), enterrarlo allá donde sabemos que las babosas tienen por costumbre acudir y esperar. Se sentirán irremediablemente atraídas por el líquido, más que por nuestras plantas, acudirán a él y se ahogarán. Quién os iba a decir que las babosas tuvieran afición por la cebada, ¿verdad? El café en polvo, las cáscaras de huevo… colocadas en semicírculo, a modo de barrera, alrededor de las plantas, también tendrán el mismo efecto.

Acabar con sus escondites

Pero si queremos podemos pasar a una táctica más “ofensiva” contra las babosas: la de dejarles sin sus refugios. Sabemos que surgen al amparo de los suelos mojados, generalmente tras la lluvia, por lo que es importante que no dejemos que nuestra tierra se encharque, ya sea a causa de precipitaciones o de nuestro riego. Sobre todo, hemos de evitar que el agua se acumule durante la noche. Por otro lado, es importante que no dejemos que se acumule la hojarasca en el jardín, ya que suele ser uno de los lugares que prefieren para colocar sus huevos, y sabemos bien que en el momento en que comiencen a reproducirse nuestra tarea para eliminarlas de las plantas será mucho más ardua.