Consejos

Cómo evitar las plagas de cochinillas en verano

cochineal

Con el verano llegan las vacaciones, el descanso, las flores y los colores renovados en nuestro jardín… pero también las temidas y molestas plagas. Entre ellas, cómo no, unos visitantes molestos que conocemos de sobra… Vamos a ver algunos consejos sobre cómo evitar las plagas de cochinillas en verano.

Hay un factor que contribuye al desarrollo de las cochinillas, tanto en nuestras plantas de interior como en las de jardín: el calor. Puede que resulte más fácil de decir que de hacer, pero hemos de intentar mantener un ambiente lo más fresco posible para que estos desagradables insectos no hagan de las suyas y se reproduzcan con la velocidad que les caracteriza. De hecho, es recomendable no sólo utilizar aparatos de aire acondicionado, sino también hacer lo posible por humidificar el ambiente. Podemos evitar que el entorno se reseque con algún aparato destinado a ello, o bien simplemente colocando cubos o pequeños recipientes con agua junto a ventiladores y similares.

Cómo combatir a las cochinillas

A pesar de nuestros esfuerzos, de que hayamos logrado estas mencionadas condiciones de humedad… es posible que las cochinillas terminen por aparecer en el jardín o asomando malignamente por los rincones de nuestras macetas. Si esto sucede, llega el momento de combatirlas. Si no queremos gastarnos el dinero en productos químicos (algunos, lo sabemos, pueden llegar a perjudicar a nuestras plantas), tenemos otra clase de “armas” mucho más sencillas.

Con algo tan simple como un paño empapado en alcohol podemos deshacernos de la plaga de cochinillas, siempre que su número no sea demasiado grande. Tendremos que pasarlo por las plantas afectadas, cuidándonos bien de revisar todos los rincones si se trata de macetas; no nos olvidemos de lo bien que se les da a estos insectos el esconderse y pasar desapercibidos a nuestros ojos.

Cuando la plaga es mayor, podemos mezclar el alcohol con jabón diluido en agua y rociar con ello las plantas de nuestro jardín mediante un spray. En última instancia, si nada de esto funciona, que nos se nos caigan los anillos por recurrir a los productos de jardinería. Más vale rascarse el bolsillo que perder nuestras preciadas plantas y flores.