Consejos

Cómo fabricar abono verde

manure

Si estamos planteando cultivar nuestro huerto casero, con plantas para la decoración u orientado a la agricultura ecológica, un importante truco para que crezca como deseamos es aprender cómo fabricar abono verde. ¿Sabéis qué es exactamente? Os lo contamos enseguida.

Los abonos verdes son extremadamente útiles para ayudar a fertilizar la tierra. Algunas plantas de crecimiento lento pueden necesitarlo casi por obligación; en el caso de las hortalizas y legumbres, puede resultar de mucha ayuda, sobre todo para las leguminosas, por su importante aporte de nutrientes al suelo. Otras, como patatas o pimientos, también se pueden beneficiar del abono verde aunque en menor medida: por sus características necesitarán que se coloque siempre encima de otra capa de abono.

¿Pero qué es lo que llamamos abono verde y cómo se crea? Con este término conocemos a una serie de plantas que debido a la profundidad de sus raíces, y al efecto de una bacteria en combinación con sus nódulos, eliminan el exceso de minerales que pudiera haber en el suelo. Es importante que estas plantas que funcionan como abono verde no se arranquen del todo cuando han cumplido su cometido, sino que deben cortarse; de esta manera las raíces quedan en la tierra y continúan con la tarea. Hay que cortarlas cuando tengan unos tres o cuatro meses, dejarlas en la tierra durante aproximadamente una semana y transcurrido este plazo enterrarlas (cuando ya se encuentren resecas).

Las plantas que sirven como abono verde

¿Qué plantas podemos utilizar para crear este abono, que se ha puesto tan de moda últimamente para cultivar alimentos ecológicos? Algunas posibilidades:

-Mostaza blanca

-Centeno

-Trigo

-Tréboles

Como norma general, muchas gramíneas nos sirven para crear abono verde. También leguminosas como las que hemos nombrado, helechos, y la planta americana de curiosa forma denominada Mucuna pruriens (también grano de terciopelo o frijol terciopelo, remitiéndonos a su textura). Son sólo algunos ejemplos; con una breve búsqueda en Internet seguro que sacaremos más ideas.

Además de todo lo que hemos comentado, no está de más saber que el abono verde se ha empleado históricamente en los cultivos como una forma de prevenir la maleza y las malas hierbas gracias a su elevada densidad. Así que, si fabricamos abono de este tipo, estaremos empleando una sabiduría ancestral para mejorar nuestro huerto.