ConsejosProductos

Cómo fertilizar un jardín florido

Cómo fertilizar un jardín florido. ¿Quieres tener el mejor jardín florido, vigoroso, fragante y saludable? No hay otro secreto que utilizar los mejores fertilizantes, que no necesariamente están pensados para fomentar una floración “super fuerte”, pero se han formulado para promover el crecimiento global de la planta y la floración.

Un fertilizante de floración equilibrada dará alimento también a las hojas, raíces y tallos, así como a las flores. Es claro que  la promoción de la floración únicamente, sin atender a las otras necesidades de las plantas, dará lugar a abundantes flores pero en plantas enfermas. Ten claro que ningún fertilizante  será capaz de dar todo lo que una planta lo necesita, por lo que la combinación de varios métodos diferentes para alimentar a tus plantas con flores, será la mejor opción. No obstante veamos los abonos recomendados…

  • Abonos minerales granulares

Los fertilizantes químicos granulares son fáciles de aplicar y vienen en una variedad de formulaciones. Los nutrientes son de acción rápida, por lo que son excelentes para obtener resultados rápidos. Al elegir una formulación para plantas de flores, asegúrate que el número medio (fósforo) es mayor que o igual a los otros dos números en la etiqueta, y que el abono contiene elementos menores tales como magnesio, manganeso y calcio. Los fertilizantes con 10-10-10 y 6-6-6 son populares los fertilizantes de uso general. Un fertilizante granulado hecho específicamente para las plantas con flores, tendrá una formulación con un mayor número en el medio, algo así como 5-10-5   ó   15-30-15.

  • Los fertilizantes químicos líquidos

Los fertilizantes químicos líquidos se pueden aplicar directamente al suelo alrededor de la planta, o como una alimentación foliar pulverizando directamente sobre la planta. Las formulaciones más populares para los fertilizantes líquidos son 20-20-20 y el 15-30-15. Aquellos digamos “especializados” con formulaciones de plantas en flor están disponibles y los identificas por números de la primera y la tercera muy bajos, y el número de medias muy altas de 30 a 50 o más.