Consejos

Cómo hacer un buen corte de césped

Grass mowing

Al igual que (según dicen la tradición desde la antigüedad) el camino hacia el corazón de un hombre es a través de su estómago… el camino para obtener  un césped saludable es hacer el corte adecuado. Lo es mucho más, que lo que supone añadir un montón de productos químicos y fertilizantes, como algunos parecen pensar.

Un césped bien cortado y mantenido crecerá verde y saludable, sin malezas y será algo de lo que estarás orgulloso todo el tiempo y con justa razón. Lo mejor de todo, es que el mantenimiento de un césped bien cortado en realidad requiere menos trabajo que el césped alto que está constantemente tratando de hacer lucir bien.

Por tanto, a lo largo de una serie de varios post, veremos paso a paso, cómo hacer un corte eficiente y saludable para nuestro césped partiendo de la base que involucra muchos aspectos, tales como cuándo cortar, cómo y con qué frecuencia.

La regla número uno es :corte el césped alto. Todos los expertos en césped  dicen lo mismo, pero la realidad indica que la mayoría de nosotros (en un intento de que “dure más”)  cortamos nuestro césped a mínima altura como si se tratara de un green de un campo de golf.  Ajusta tu cortadora por lo menos al nivel segundo más alto y esa será la altura adecuada.  El motivo es muy siemple: las hojas de hierba más alta serán capaces de bloquear la maleza y absorber más luz solar haciéndolo más verde y más atractivo.

 

Corta el césped en un horario consistente y regular; alrededor de una vez a la semana es una buena regla, pero el clima y la vida personal pueden interferir con tus planes de corte del césped. Sin embargo, si realmente tienes  intenciones de recortar el césped una vez por semana, ya es un paso importante el hecho que le otorgues prioridad y lo hagas con la mayor regularidad posible.

Deja los recortes caer en el propio césped; si bien es una buena práctica recogerlos en bolsas y su puesta en un compostador, ésto no hace sino aumentar el tiempo y esfuerzo al proceso de obtención de los nutrientes en el césped. Corta la hierba  tranquilo y deja que el corte caiga en el jardín, si cortas con regularidad no será un excedente antiestético u los nutrientes que contienen van directamente de vuelta en el suelo.

Si hay montones que no te gusten o parezcan excesivos usa cualquier rastrillo y retira algunos de los pequeños montones de hierba que has dejado atrás. Cuando  estás podando el césped, y eres constante en el mantenimiento adecuado, esto no será gran trabajo.

Corta el césped sólo cuando esté seco. No sólo señalo el peligro de que es resbaladiza la hierba húmeda y por tanto peligrosa para caminar; el corte no será efectivo porque la cuchilla del cortacésped tenderá a deslizarse,  resultando en la hierba que se daña y estira en lugar de ser cortada.

El corte de cesped debe hacerse cuando la temperatura esté fresca: la primera hora por la mañana o las primeras de la tardecita /  noche es el mejor momento. Eso sí, debes esperar a que evapore completamente el rocío  de la mañana  y estar atento que la humedad por la noche no haya caído todavía.

Cambia el patrón de corte cada vez que cortes el césped, el objetivo es evitar la creación de senderos en el césped y que las cuchillas no realicen el corte siempre en una dirección particular.

Por último: asegúrate de mantener las cuchillas bien afiladas. Una cuchilla sin filo destruye el pasto en lugar de cortarlo, lo lastima y deja vulnerable a enfermedades microbianas, la más frecuente hongos.