ConsejosPlantas y Flores

Cómo identificar deficiencias nutricionales en las plantas

deficiencia de mg

No todos los problemas de la plantas son causadas por insectos o enfermedades. A veces, una planta saludable está sufriendo otro tipo de problemas vinculados a sus nutrientes, siendo los más clásicos una deficiencia de nutrientes o exceso de cualquiera de ellos.

Las deficiencias de nutrientes de las plantas a menudo se manifiestan como decoloración de hojas o la distorsión de su anatomía, como el ejemplo que vemos en la imagen (deficiencia de magnesio). A partir de hoy dedicaremos una serie de posts a contribuir en informarte mejor para poder identificar esos problemas.

Se presentará el inconveniente de que lamentablemente, muchos problemas tienen síntomas similares y, a veces es una combinación de problemas.

Antes que nada, verifica los problemas más obvios, para luego pensar en estos más específicos. En ese sentido propongo la siguiente lista

  • Asegúrate que no se trata de insectos o enfermedades que estén azotando a tu planta.
  • La decoloración del follaje y el retraso en el crecimiento de las plantas   puede ser fácilmente causada por un suelo que es demasiado húmedo y mal drenado o suelo que sea demasiado compacto para el  buen crecimiento de la raíz.

Las plantas requieren una cierta cantidad y combinación de nutrientes para mantenerse sanos. Los nutrientes que se necesitan en cantidades relativamente grandes se llaman macronutrientes. Por macronutrientes de la planta se entiende: nitrógeno, potasio, fósforo, calcio, azufre y magnesio.

Es importante mencionar otra serie de nutrientes adicionales que se requieren para el crecimiento vegetal, pero en cantidades mucho más pequeñas. Estos reciben el nombre de micronutrientes y entre ellos mencionamos a siguientes: boro, cobre, hierro, manganeso, molibdeno y zinc.

Todos ellos se toman a través de las raíces. Las transferencias de agua los nutrientes del suelo a las raíces de las plantas por lo que uno de los requisitos para una buena nutrición de las plantas, es disponer de suficiente agua.

Un segundo requisito es que el pH del suelo sea adecuado para la planta se cultiva. Cada planta prefiere un rango de pH específico para poder acceder a los nutrientes en el suelo. Algunas plantas son más delicadas que otras, pero si el pH del suelo es demasiado ácido o alcalino, la planta no será capaz de tomar en alimentos, no importa cuán rico el suelo puede ser.

Como hemos visto, son muchos los factores que inciden en que una planta se alimente correctamente, por lo que una vez detectado el problema es necesario estudiar todas esas posibles causas para solucionarlo.