Consejos

¿Cómo mantener la armonía entre tu jardín y tu perro?

1perro

El otro día escuché una compañera diciendo que le encanta la jardinería, las plantas y las flores. Ella tiene espacio, puede plantar muchas especies en su hogar. Pero dice que teniendo un perro sería imposible... pues es muy juguetón y debe elegir: o se tiene uno o se tiene el otro.

Pues he pensado en el tema y creo que sí, es posible y relativamente sencillo tener  un perro y  un jardín muy bello. Vamos a considerar la siguiente situación: te han regalado un cachorro y su jardín está pronto. El cachorro tiene un período de crecimiento que llevan unos 15 meses, lo que puede variar según la raza. Durante esta etapa él aprende lo que es correcto y lo que no es.

Estará en formación su personalidad y será el amigo y el compañero querido. Pero puede, dependiendo de cómo se da el trato con él, que no aprenda nada y que sea un desastre, totalmente indeseable. ¿De quién va a depender? De ti.
No puedo dejar de dar algunos consejos como por ejemplo…

  • Tú eres el jefe en cualquier situación; el cachorro debe tener su propio espacio y limitado; él debe  tener muchos juguetes (que no van a estar a su disposición todo el día); el cachorro aprende por medio del condicionamiento. Las situaciones que le dan placer son buenas y lo inverso, negativo; después de los 2 meses el perro debe de empezar a recibir las primeras orientaciones (sienta, para, levanta), etc. Lee acerca del lenguaje de los perros para estar más orientados acerca del tema.
  • Al principio el perro va a tener que estar suelto solamente cuando hay alguien que lo pueda vigilar y acompañar, diciendo que no cuando sea necesario. Claro, el jardín está lleno de novedad y es normal que el quiera oler la tierra, es excelente para tocar en los árboles con los dientes que nacen y para salir corriendo detrás los pajaritos. De a poco, con tus indicaciones y su crecimiento, va a darse cuenta de lo que puede y lo que no puede hacer.

Con una dosis de paciencia, cariño con el perro y disciplina, vas a lograr la armonía entre tu jardín y tu perro.