Plantas y Flores

Cómo preparar Flores de Bach

bachflower bottles

Los usos que podemos darle a las flores que cultivamos en nuestro jardín son muchos y muy variados. Ya hemos hablado de las propiedades que tienen algunas flores aromáticas; hoy os contamos cómo preparar los diferentes remedios de las Flores de Bach, una terapia natural muy popular hoy en día.

Puede que confiemos más o menos en los remedios naturales y su eficacia, pero de lo que no cabe duda y es algo probado es que hay algunas plantas que producen un beneficio en nuestra salud en mayor o menor medida. Basándose en esto, el doctor Edward Bach creó el método que lleva su nombre, que popularmente se conoce como Flores de Bach, a principios del siglo XX: consiste en un total de 38 elixires muy fáciles de preparar, habituales en homeopatía, que se emplean para sanar males muy diversos, anímicos y físicos. No perdemos nada por intentarlo, desde luego, y puede ser una experiencia interesante reservar en nuestro jardín una pequeña parcela para flores con este objetivo.

¿Cómo podemos preparar Flores de Bach con las plantas que tengamos en nuestro jardín? Lo primero, claro, será identificar qué tipo de elixir queremos preparar y cuáles son sus componentes. Hojas de castaño, escleranto, madreselva, violeta… son sólo algunas de las muchas posibilidades. En Internet encontraremos listas fácilmente. Tenemos dos maneras de preparar lo que se conoce como la tintura básica. La primera consiste en sumergir las flores secas en agua mineral o de manantial (si podemos recogerla directamente de éste, mucho mejor) y dejarlas reposar de esta manera durante un tiempo que va de dos a siete horas. Transcurrido este tiempo sacaremos las hojas y guardaremos en botes de cristal el agua resultante.

El segundo método es más rápido y más sencillo todavía: consiste simplemente en hervir las hojas en agua durante una media hora. Al terminar, haremos lo mismo que antes: retirarlas (preferiblemente filtrándolas) y guardar el agua en una botella de cristal.