Consejos

Cómo preparar la tierra para un terrario

Black soil

Los terrarios son microclimas especiales cuyas particularidades deben ser atendidas si queremos un espacio bonito y capaz de sobrevivir con “buena salud” por decirlo de algún modo. Entre ellas, como un factor clave para el éxito, está la preparación correcta del suelo del mismo.

Veamos algunos consejos útiles para que cuando te preguntes ¿por qué no un terrario? ya tengas el mejor punto de partida.

Mezcla de siembra adecuada

No utilices la tierra del jardín o compost directamente en tus terrarios, porque es pesada ​​y puede introducir insectos y enfermedades fúngicas. Mi mejor consejo es comprar una mezcla de tierra para macetas adecuada para el tipo de plantas que vas a utilizar. Por ejemplo, para las plantas del bosque y especies promedio sólo se necesita una mezcla etiquetada clásica. En cambio si estás pensando en cactus necesitarás una mezcla especial para cactus y suculentas o podrías utilizar una mezcla mitad y mitad  suelo básico para macetas y de arena o grav.

Te recomiendo también comprar un poco de carbón activado, que se encuentra en acuarios o tiendas especializadas de  plantas o fuentes de acuario y mezclarlo un poco con la mezcla de tierra para terrarios para que ésta se mantenga  húmeda. Esto ayuda a mantener el suelo libre de malos olores: utiliza un par de cucharadas de carbón cada 2 tazas de mezcla de tierra.

¿Cuánta mezcla necesitaré?

La cantidad de mezcla de siembra a utilizar variará dependiendo del tamaño del recipiente y de las plantas que estás utilizando. En general, necesitarás un tercio del volumen del recipiente para rellenar con la tierra o mezcla antes mencionadas. Otra opción es usar plantas como musgos y líquenes. Por último ten en cuenta que las plantas grandes pueden necesitar más suelo en proporción a la profundidad de contenedores.