ConsejosPlantas y Flores

Cómo reaccionan las plantas en invierno

frio

El invierno y el frío ya se hacen presentes y las plantas necesitan descanso. Prefieren esta estación del año para una “siesta de reparación”.  Revigorizan sus funciones biológicas y se preparan para un nuevo ciclo vital que llega con la primavera.

Durante el sueño, el crecimiento vegetal de la mayoría de las plantas se aparca u ocurre de manera muy lenta. Por lo tanto, cualquier esfuerzo en el sentido de hacerlas productivas es nulo. De este modo, es bueno usar menos cantidad de fertilizante y agua, además de no tocar mucho la tierra. Son consejos válidos a casi todas las plantas, menos el geranio y la azalea por ejemplo,  especies que exigen cuidados especiales en ese período del frío.

El color amarillento de las plantas en esa época es una señal que dan las plantas de que están en hibernación. En los casos más extremos, como de las de bulbos típicos como los lirios, las dalias, etc.,  las plantas pasan por una inactividad subterránea. Por lo tanto secan sus partes externas totalmente.

Luego, los bulbos, deben ser extraídos, liberados del exceso de tierra a que están sometidos, y colocados en bolsas plásticas perforadas con el propósito de que no se sequen o se deterioren. Después de cuatro meses deben ser replantados.

Algunas especies como las suculentas, por ejemplo,  pueden llegar a sorprender por la fuerza de voluntad y las ganas de vivir y hasta llegar a no hibernar si tienen una buena luminosidad y suficiente agua. A mediados de enero, la mayoría de las plantas empiezan su despertar y vuelven a su plena vegetación en febrero para revivir en marzo, mes que inicia la primavera.