Consejos

Cómo renovar tu césped

scissors cutting fresh grass

Seguimos sumando conceptos y consejos relativos al césped, fundamentalmente con el objetivo de aportarte elementos para decidir por la renovación o cuidado de tu césped, ya en el mes de la llegada de la Primavera. Antes compartimos algunos conceptos ,sobre cómo elegir césped según tu clima.

La pregunta central de hoy es… ¿cómo renovar un césped?. Dependiendo de la etapa que el césped se encuentre, lo malo -o bueno- que es, vamos a guiarte a determinar las cosas que hay que hacer. Obviamente que te gustaría simplemente tener la hierba para rellenar, crecer y que éstas se vuelven espesas.

Permíteme decirte que no necesariamente eso es lo  importante, un césped saludable no necesariamente es espeso, y un primer trabajo en el que hay que pensar si hablamos de “renovación” es que vamos a necesitar airear el césped y  la superficie realmente bien. Es un verdadero reto airear el suelo,  teniendo aún el césped en él.

Pero escarificar, rastrillar y retirar todo tipo de residuo es una forma correcta y eficiente para llevar a cabo este proceso.

 Una primera medida es establecer un buen programa de riego para conseguir el crecimiento de hierba y un vigoroso rebrote primaveral, especialmente cuando venga la época de mayor frecuencia de cortes.

La cantidad, frecuencia y tiempo de riego no es un parámetro que yo pueda indicar genéricamente desde aquí; nuestros lectores están afortunadamente por todo el planeta y el consejo más sabio que puedo dar es que se asesoren con un técnico o idóneo que sea buen conocedor de la geografía, edafología -suelos- y clima del lugar. Además, otro parámetro importante a la hora de determinar el plan de riego es el tipo de hierba que tienes plantada: unas necesitan más agua que otras y nuevamente no sería serio aconsejar “al barrer”.

Por último, un punto clave en el propósito de renovar, es el tema de los cortes; una vez que la hierba empieza a mostrar un cierto crecimiento, yo comenzaría cortar el césped una vez por semana para entrar en un ciclo de cultivo junto con el riego.

Por último, los fertilizantes son una parte muy fundamental de esta renovación que nos estamos proponiendo. Es aconsejable utilizar un fertilizante con un bajo contenido en nitrógeno. Sumada a esta acción, mejor dicho en simultáneo, considera el tema de la aireación que ya hemos abordado en la parte anterior.

Las aireaciones del césped son algo que se debe hacer una vez al año de todos modos ya que una vez que esto se consigue la ventaja es que se logra  mantener la tierra suelta, la hierba se respira, con el valor agregado de que el agua y los nutrientes llegan hasta el sistema de raíces mucho más fácil.

El ciclo “buen riego, corte y fertilización” siempre es exitoso si se realiza con las precauciones y el asesoramiento correcto.