Herramientas

Cómo reparar nuestras herramientas de jardinería

Depositphotos_5867413_s

La crisis hace que las reparaciones de herramientas de jardín se vuelvan mucho más necesarias. Ya nos gustaría poder reemplazar el objeto estropeado por uno nuevo y reluciente, disfrutando por completo de su vida útil, pero el bolsillo y los gastos del día a día no siempre nos lo permiten.

Por muy manitas que nos sintamos, sobre todo después de llevar a cabo algunas tareas de bricolaje o construcción (seguro que muchos habéis aprovechado las vacaciones de Navidad para ello), reparar herramientas de jardín, especialmente las eléctricas, puede ser una tarea fuera de nuestro alcance. Sin duda es algo muy delicado: no sólo nos arriesgamos a estropearla más, sino que podemos ponernos nosotros mismos en peligro al utilizarla. Si no dudamos en consultar con un profesional para determinadas reparaciones del hogar, ¿por qué no hacer lo propio cuando se trata de algo en apariencia (sólo en apariencia) más trivial como puede ser una cortadora de césped?

Las tiendas online nos facilitan la vida

Para muchos de nosotros no es tan fácil echar mano de las páginas amarillas y encontrar al experto en cuestión en nuestra ciudad; el tiempo no nos lo permite. Internet, por suerte, también puede ser nuestro aliado en este aspecto. Tiendas online como Mheclick no sólo nos ofrecen un inmenso catálogo para comprar, sino también un servicio de recogida a domicilio para la reparación de averías. Lo mismo hace Bosch en su página web: siendo como es un nombre puntero y de referencia en las herramientas para jardín, no podía dejar de incluir entre sus servicios la venta de piezas de recambio o directamente la sustitución de las mismas. Además, su servicio de mantenimiento puede sernos de mucha utilidad para alargar la vida útil de las herramientas y no tener que llegar a su reparación.

Seguro que encontramos otros muchos ejemplos, tanto de pequeños utensilios como de maquinaria pesada, con sólo buscar un poco. ¡No está de más guardarse algunos en los marcadores, por si llega el momento!