Paisajismo

Cómo se construye un jardín vertical

pared de cultivo

La jardinería vertical bien puede definirse como una solución perfecta para un espacio pequeño donde un jardín debe mantener un tamaño reducido. Es válida para interiores y exteriores.

¿Qué se necesita?

La jardinería vertical incluye todo lo que necesita el cultivo de plantas y flores y las eleva hasta la altura deseada siempre que sea correctamente planificado y construido. Puede hacerse en paredes con huecos naturales, con plantas colgantes, enrejados y planta aferrada a, todo ello debidamente armonizado contribuye a un jardín vertical.

¿Por dónde empezar?

  • Evaluar el espacio y en función del mismo se elaborará el plan para la  jardinería vertical de múltiples capas, capaz de significar un punto focal de mirada.
  • Primero que todo hay que decidir sobre la primera capa, es decir el telón de fondo, es decir sobre qué trepará o se sostendrá el jardín vertical. Los eslabones de cadena o hiladas cruzadas en vallas van a crear anclajes perfectos para perchas y soportes enrejados de plantas. Piensa en todo: se puede utilizar incluso los salientes existentes de una pared de estuco o cemento, o crear nuevos para mantener los tapones de material de plantación donde las plantas pueden arraigarse y crecer. Considera la posibilidad de una pared artificial diseñada específicamente para el cultivo de jardines verticales.
  • Planea  la segunda capa de jardín vertical contra la pared, espaldera o perchas como telón de fondo. Esta segunda capa debe ser un poco más corta que el telón de fondo. Sobre ella se “teje” una tercera capa, que también debe ser más corta que la segunda capa. Utiliza soportes de plantas y macetas elevadas para mantener las plantas elevadas sobre el del suelo.
  • El uso del suelo como la última capa de “camas” verticales de siembra es el último paso de esta conformación de  en el suelo y macetas de plantas. Usa pequeños árboles en macetas como acentos y algunos elementos no vegetales como complemento de las plantas, para crear interés visual y completar el jardín.
  • Se deja a gusto de cada uno añadir adornos de pared, antorchas, linternas colgantes y luces tejidas en la vegetación para mantener el   espacio vertical con algunas vistas en caso que sea demasiado uniforme o aburrido.

Te invito a pensar en realizar uno de ellos, es una de las claves para un piso pequeño, por ejemplo, al que quisieras dotar de verde y personalidad.