Paisajismo

¿Cómo se hace un arreglo Ikebana?

Ikebana design

Practicar Ikebana (arte florarl japonés) es una invitación a dejar fluir nuestra creatividad, nuestro yo interior, nuestra máxima expresión de armonía con la naturaleza y el entorno que nos rodea. Vamos a aprender algunas cosas concretas en el día de hoy, comenzando por..

 ¿Cuáles son los materiales para los arreglos Ikebana?

Las diversas formas de Ikebana comparten ciertas características comunes, independientemente del período en que se haya aprendido o de la escuela que de un modo u otro siempre marca su tendencia.

Cualquier material vegetal – ramas, hojas, hierbas, musgos y frutas – puede ser utilizado, así como las flores. Pero hay más, ya que se pueden incluir hojas secas, vainas de semillas y brotes, todos elementos que se valoran tanto como las flores en plena floración.

La mirada artística y la armonía como eje

Esa es la clave: tanto si una obra se compone de un solo tipo de material o de muchos tipos diferentes de materiales, la selección requerirá de cada elemento  una disposición y un “ojo” entrenado y artístico. Un arreglista con habilidad técnica considerable combina materiales para crear un tipo de belleza que no se puede encontrar en la naturaleza y que -a pesar de su sencillez- encierra profundas vibraciones estéticas que emanan armonía.

¿Los hombres también hacen ikebana?

Una amiga me decía que desde que ella empezó, siente haberse convertido en una mujer con brillo propio. Pero… ¿es sólo para mujeres?.

Definitivamente no. Tanto los hombres como las mujeres pueden estudiar y practicar este arte. De hecho, en el pasado, Ikebana era considerado un pasatiempo adecuado para incluso los más apasionados Samurai. En la actualidad, los arreglos florales principales son, en su mayor parte, hechos por  hombres. En suma: Ikebana no es sólo un arte, sino una ocupación de la que forman parte de hombres y mujeres por igual.