ConsejosPlantas y Flores

Como se podan las hortensias

Al igual que la gran mayoría de las plantas, las hortensias requieren -entre sus cuidados básicos- ser podadas. Ellas en particular, en razón de su follaje y su vigor pueden volverse hasta invasivas en cierto modo y es imprescindible controlar su crecimiento a través de la poda regular.

Imagino que tu primera pregunta es cuándo podar la hortensia.

¿Cuándo podar?

La regla que me enseñó mi abuela (jardinera autodidacta de gran experiencia) es muy sencilla: comienzas a podar cuando veas marchita a la última flor. Preserva la planta de las heladas (si hubiera amenaza de ellas); para estar más seguros, puedes realizar la poda hacia fin del invierno.

¿Qué podar?

Además de controlar el crecimiento, el objetivo de la poda es quitar lo que sea exceso en el follaje. Este “exceso” se divide en dos tipos de ramas:

  • Ramas de tres temporadas

Estas no deben ser totalmente eliminadas ya que aún poseen yemas activas (que son las que darán lugar a las flores). Solo el 50% de estas ramas deberían ser cortadas y de las que queden, retira flores marchitas y restos pero asegurándote de dejar las yemas.

  • Ramas envejecidas

Las reconocerás porque son más rígidas y de coloración más amarronado respecto a las más jóvenes. Elimina estas ramas en su totalidad ya que son improductivas y lo único que hacen es restar nutrientes al resto de la planta.

Presta atención a un tercer tipo de ramas, llamadas comúnmente chupones; éstas salen prácticamente desde la base de la planta y presentan yemas en sus extremos. Son las que garantizan el rejuvenecimiento de la planta por lo que no pueden ser cortadas jamás.