Consejos

Consejos para conservar semillas

Pine seeds

Además del conocimiento que nos permita saber  cómo y cuándo colectar semillas , es igualmente importante (por no decir vital) saber cómo hacer para conservarlas correctamente.

Antes de conservarlas…

Vale la pena enfatizar en algunos aspectos vitales de su recolección. Lo mejor es dejar que maduren las semillas de las plantas hasta que estén casi listas  para dispersarse por su cuenta. Es un error común para separar las semillas de la planta antes de que se hayan terminado de desarrollar, por no decir un error fatal ya que cualquier recogida demasiado prematura no será viable.

Un dato interesante es que una vez que se haya terminado la maduración de las semillas, por lo general cambian de color y cada una a su manera, comienzan  a secarse. Las vainas se empiezan a dividir, las bayas o frutos se encogen y arrugan,  y las cabezas de las flores comienzan a desmoronarse, dejando caer las semillas en su interior.

¿Cómo puedo conservarlas correctamente?

El adjetivo correctamente contempla dos aspectos: uno más bien protocolar y otro relativo a la viabilidad. El primero, es que seas prolijo y metódico: las semillas deben ser guardadas en sobres nuevos o limpios de papel, debidamente rotulados es decir debes escribir de qué planta son y cuándo las has colectado y puesto a conservar.

El segundo aspecto es que las guardes en un lugar correcto: oscuro, seco pero con circulación de aire. Si consigues cumplir con estos tres requisitos, y has recogido las semillas en tiempo y forma, no deberías tener problemas y tus semillas serán perfectamente viables a la hora de sembrarlas.