Consejos

Consejos para escoger aspersores

sprinkler watering field of green grass

Si queremos que a nuestro jardín no le falte nunca riego, una de las mejores opciones es la de instalar sistemas automáticos. Nunca vienen mal algunos consejos para escoger aspersores y no sentirnos abrumados cuando lleguemos a nuestra tienda habitual, donde seguramente encontremos una inmensa variedad.

Hasta hace algunos años coexistían casi en igualdad de uso los aspersores con sistema de presión mecánico, que hacían que el agua saliera como si se tratara de una lluvia o de rocío, y los sistemas eléctricos, que pueden regar en forma circular. Estos últimos, como podemos imaginar fácilmente, sirven para cubrir radios de jardín mucho más amplios, así que finalmente han sido los que se han ido imponiendo. Lo primero que debemos considerar para escoger los aspersores es, por tanto, hasta dónde queremos que lleguen. ¿Nuestra intención es regar una gran superficie? Está claro entonces que tenemos que decidirnos por uno eléctrico. ¿Queremos, en cambio, dedicarnos sólo a una pequeña extensión? Los mecánicos nos vendrán que ni pintados, y además seguro que nos permiten ahorrar algo de dinero, que nunca viene mal.

¿Cuántos aspersores utilizo?

Si nos hemos decidido por un aspersor eléctrico para nuestro jardín, debemos saber que también en estos hay varios tipos. Algunos, los que nos resultarán desde luego más baratos, poseen una intensidad de riego fija, mientras que otros podremos regularlos como prefiramos. En este caso, para decantarnos por uno u otro ya no sólo influirá el tamaño del jardín, sino también el tipo de plantas que queramos regar. Ya sabemos de sobra que algunas nos pedirán más agua y otras menos. Lo mejor es agruparlas en función de esto y evitar que algunas se queden con menos riego del que precisarían o al contrario.

¿Y qué hay del número de aspersores? Como norma general, se suele decir que un aspersor puede cubrir una superficie de unos 90 metros cuadrados. Esto nos puede servir para calcular cuántos necesitaremos. En todo caso, hoy en día no hace falta calcular esto a ojo de buen cubero; en las instrucciones de los distintos modelos encontraremos claramente indicado su alcance y podremos determinarlo con mucha más exactitud, evitando sorpresas desagradables de última hora.