Productos

Consejos para escoger una manguera

hose nozzle

Un jardín sano es aquél que cuenta con un riego adecuado a sus características. El tipo de plantas que tengamos, el clima o el ambiente determinan sin duda cómo debemos regar, pero también, por supuesto, otros factores más “físicos” como puede ser el tipo de manguera.

Uno de los aspectos principales que debemos tener en cuenta parece el más obvio: el tamaño de la manguera. Obvio, sí, pero mejor no pasarlo por alto. No seríamos los primeros que compramos una manguera que se nos queda corta para el jardín, dejándonos con cara de póquer. Hay que calcular meticulosamente esto pensando que cuanto más larga sea la manguera, menor será la presión del agua que consigamos. Así que puede que a veces nos interese más utilizar dos y contar con la presión adecuada que sacrificar este otro aspecto. Normalmente, se considera adecuada para un jardín de dimensiones medianas una manguera de unos veinte metros.

En segundo lugar hemos de fijarnos en el diámetro del tubo. También aquí vamos a tener opciones diferentes: una manguera de 5/8″ es la mejor para un jardín estándar, mientras que si vamos a utilizarla para un huerto urbano o para las plantas de nuestras macetas nos bastará con una menor, de 1/2″ por ejemplo.

Por último, yendo ya a características más avanzadas, tenemos varias tipos de manguera en función de cómo vayamos a emplearlas. Si vamos a regar pequeñas parcelas y le vamos a dedicar nuestro tiempo al día, será suficiente con considerar una manguera de goma o PVC de las de toda la vida. Tenemos también las mangueras hidráulicas, que están preparadas para acoplarse a un aspersor y suelen tener para ello una boca hecha de bronce; este método es recomendables para grandes superficies de césped o plantas, o quizás si no podemos sacar tiempo para regar manualmente. Y si lo que nos interesa es una manguera específicamente pensada para el riego por goteo, tenemos los modelos llamados sprinkler: porosas y muy flexibles, se colocan extendidas en el suelo en la superficie que queramos regar.