Consejos

Consejos para practicar jardinería sin dolor

Adult walking with a cane

Es posible que esto de practicar jardinería sin dolor resulte un poco extraño, cuando siempre hemos considerado y recomendado a la jardinería en términos de disfrute y placer.

Por mucho que amamos a nuestros jardines, seamos sinceros: lo que no amamos es despertar rígidos y con dolor después de un tiempo dedicado a trabajar en ellos, ya sea por exceso de ejercicio o porque hemos utilizado la herramienta equivocada. Otras veces, usamos la herramienta correcta, pero el dolor viene por una postura corporal inadecuada durante el tiempo de uso.

La buena noticia, es que hay 3 consejos “de oro” para tener la certeza de que trabajar en tu jardín, no provocará lesiones ni dolor. Toma nota, realiza los ajustes necesarios y ponte en sintonía con una jardinería sana y sin remordimientos.

Mantenerse hidratado

Hay un truco muy simple para mantener el buen tono muscular y tu nivel de energía mientras estás trabajando en jardinería: mantenerte bien hidratado. Además de reemplazar los líquidos perdidos (por ejemplo a través del sudor), la hidratación constante ayuda a mantener tu metabolismo. La jardinería es una excelente manera de quemar calorías: es un ejercicio divertido, pero como tal, requiere que tengamos una botella de agua cerca.

Sé amable con tus rodillas

Conozco un montón de personas que sufren por lesiones relacionadas con el trabajo al aire libre. Para los jardineros, las rodillas son los principales factores  responsables de los dolores y molestias porque nos agachamos para todo tipo de tareas, como la escarda y la siembra. La solución no es nada difícil: hay que  invertir en una espuma tipo cojín para rodillas, o algunas rodilleras gel y mantenerlas en tu bolsa de herramientas de jardín.

Utilizar la herramienta correcta de la manera correcta

Si utilizas una herramienta incorrectamente o utilizas la herramienta equivocada para un trabajo, el daño puede ser doble: puedes dañar tu cuerpo  y destruir la herramienta también. Hay que buscar podadoras, palas, rastrillos y otras herramientas de jardín que se han diseñado con empuñaduras ergonómicas acolchadas, y otros detalles pensados para evitar esfuerzos dañinos. Tus músculos estarán mucho más “contentos” si alquilas maquinaria para trabajos difíciles, como la ruptura de hormigón o suelo de labranza.

  • Aisha

    Está claro que la postura es muy importante para no sufrir lesiones