ConsejosPlantas y Flores

Consejos para reproducir plantas crasas a partir de semillas

consejos-para-reproducir-plantas-crasas-a-partir-de-semillas

Si has decidido multiplicar cactus o alguna crasa en general, a través de semilla no comentas el error de apresurarte y utilizar cualquier semilla antes de verificar que éstas hayan sido fertilizadas en el momento preciso de su proceso natural, o semillas inviables por viejas o por no haber sido conservadas en condiciones adecuadas.

Las semillas de cactus, en la mayoría de los casos, reservan un período de viabilidad aproximado al año, aunque podrán continuar germinando tal vez por dos o tres años más, cabe señalar que el porcentaje de éxito irá disminuyendo cada vez más.

¿Cuáles son las mejores opciones entonces para obtener semillas?

  • La primera posibilidad será que uses semillas de tu cosecha propia. ¿Cuándo y cómo hacerlo? Pues bien, en base a lo que te comentaba anteriormente, la idea es esperar a que los frutos estén perfectamente maduros (lo verificarás de manera muy simple tratando de desprenderlos: si lo haces con suma facilidad entonces es el momento). A continuación hay que dejarlos secar en un sitio seco y fresco. Después de un tiempo estarán secos y será momento de desmenuzarlos para que caigan las semillas. Si continúan con pulpa adherida, será necesario que laves las semillas sumergiéndolas en agua quitando todo resto de ella y dejándolas secar. Si no lo haces, éstas serán vulnerables a los hongos y ese es un riesgo al que no conviene exponerse.Una vez secas, las colocarás en un sobre de papel, donde prolijamente escribirás el nombre de la especie y la fecha en que las has guardado. No hay mejor lugar para conservarlas a partir de ahora que tu nevera, en un sitio donde estés seguro que el frío sea moderado, por ejemplo el compartimiento de verduras es ideal.
  • La segunda opción para obtener tus semillas será, por obvio que parezca, pedirlas a un cultivador de tu confianza o a un amigo, siempre que estés seguro que hablamos de personas responsables y tan cuidadosas como tú.
  • Por último, la tercera posibilidad es adquirirlas comprándolas en un comercio cuya calidad te merezca confianza. Es importante que mires la fecha en la que han sido cosechadas; compra aquellas con la fecha más cercana. Debes saber que los sobres de semillas de cactus que venden en comercios comunes fallan a menudo; por ello insisto en que compres semilla certificada, no te arrepentirás.