Consejos

Consejos para revivir tu césped

Front yard of a house

Una de los primeras y más alentadoras señales del regreso de la primavera es cuando el césped se desprende de su descanso de invierno. ¡Por fin verde!

Un nuevo año comienza en términos de jardinería, con ese increíble “despertar” de tu césped. A veces, sin embargo, el placer es templado con una mirada más cercana: a menudo hay defectos, manchas marrones o vacío, o puntos donde la hierba está volviendo con más fuerza que en otras áreas. El invierno que acaba de pasar puede haber sido muy duro para ella, o tal vez el césped entró en colapso por el frío, en condiciones menos que ideales. En cualquier caso, ¿qué se puede hacer ahora para solucionarlo?

Los siguientes consejos están dispuestos de manera prioritaria; considéralos con ese orden de urgencia, y en poco tiempo serás recompensado con resultados de gran calidad.

El viejo y querido rastrillo

Sal a dar un paseo por el césped con un buen rastrillo en mano: esta es tu oportunidad para evaluar los daños e identificar los puntos problemáticos. Si un área de la hierba del año pasado se  ve deprimida puede deberse al problema conocido como “moho de la nieve”. Corta al ras (ten cuidado de no tirar de las raíces) y deja crecer. Además, limpia del área las hojas secas, así como ramas y otros escombros.

Nivelar

Los desniveles en el césped, pequeñas colinas y valles, si bien se ven estéticamente agradables en ocasiones, no son  ninguna diversión a la hora de segar y cuando llueve las áreas bajas suelen ser un problema.para segar. Así suavizarlos ahora, antes de la temporada de corte de hierba entra en pleno apogeo.

En general, es más fácil es rellenar las zonas bajas y llevarlas al nivel de los puntos altos. El mejor material de relleno es simple tierra vegetal, que puede tomarse de otros predios o comprarse en bolsas en la tienda de jardinería más cercana.  Suaviza el relleno y haz que el área se vea lo más nivelada posible. Usa un rastrillo, no una montaña de rodillos ya que éstos compactan el suelo demasiado.

Plantación de tepes

Rellena los espacios vacíos ahora, antes de que  las malas hierbas ganan terreno; en poco tiempo se va a crear continuidad a través de la zona de césped. Afloja cada área “desnuda” con un rastrillo duro, añade un poco de materia orgánica, y luego coloca el tepe o “pan” de césped lo más prolijamente posible. Es obvio decir que debes elegir un tepe del mismo tipo de césped que el que ya tienes; no tener cuidado en este detalle es muy común y la consecuencia es muy anitestética.

 Sé consecuente con estos consejos, pon a prueba  el poder de la voluntad  y no te apartes del objetivo: el césped impecable para disfrutar durante toda la temporada.