Productos

Consejos para usar correctamente antorchas de jardín

Tiki Torch

Las antorchas de jardín están de moda. No sólo son estéticamente bellas y hasta románticas, sino que gracias a productos como el aceite de citronella, su uso contempla la doble funcionalidad de alumbrar y ahuyentar insectos voladores. Puedes cenar en familia, rodeados de plantas y flores con total seguridad si sigues estos consejos y recomendaciones para su correcto uso.

¿Qué combustible usar?

Si bien podrías usar cualquier tipo de aceite clásico para antorchas de jardín, (me refiero a los  aceites naturales para lámparas) siempre es aconsejable optar por aquellos aceites que no provocan problemas a nivel pulmonar o en caso de ingestión accidental. Lo más aconsejable, para la doble funcionalidad de ahuyentar insectos voladores, es elegir el aceite de citronella. Nunca pero nunca utilices gasolina común, alcohol u otros líquidos combustibles altamente inflamables.

¿Dónde ubicarlas?

Las antorchas de jardín pueden ir en cualquier parte donde quieras contar con iluminación de tus espacios exteriores ;  deben ajustarse  con suma estabilidad (la idea es que no estén en sectores de circulación donde puedan ser accidentalmente embestidas). Debe mantenerse el alcance de la llama lejos de objetos inflamables, y jamás debe dejarse la misma sin  vigilancia.

¿Cómo llenarlas?

Se vierte el aceite elegido lentamente para asegurarse de no derramar el líquido ni  desbordar la antorcha, como mínimo dos cm por debajo del nivel máximo.

Si se producen derrames accidentales, limpia y seca con cuidado. Asegúrate que la mecha esté como mínimo a 2 cm por encima del portamechas.

¿Cómo encender las antorchas de jardín?

Después de llenarla deja pasar un mínimo de 7 minutos, para que la mecha quede bien embebida con aceite introducido en el tanque. Luego enciende con cuidado.

¿Cómo se apagarlas?

No soples ni mojes la antorcha. Debe colocarse un accesorio que viene con ellas, llamado “matacandelas”, que no es otra cosa que una tapa que se coloca  sobre la llama, que se “ahoga” y se apagará en ausencia de oxígeno. Espera con cuidado y asegúrate que esté este totalmente apagada. No toques nada hasta que todo el sistema se haya enfriado, sobre todo si luego quitarás la antorcha del lugar para guardarla en una caseta de jardín.