Consejos

Consejos útiles para el riego del jardín

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Muchas personas reflexionan sobre cómo hacer un riego eficiente en su jardín. Comienzan por plantearse cuestiones tales como “cuál es la cantidad de agua debo darle a mi jardín” o “con qué frecuencia debo regar un jardín.” En realidad no es tan complicado como parece, pero hay algunas cosas que deben ser consideradas, entre ellas señalo: el tipo de suelo que se tiene, el clima de la zona y los tipos de plantas que están creciendo.

¿Cuándo y con qué frecuencia debo regar un jardín?

Si bien la regla general es sostener un riego razonable, dejando secar el suelo entre riego y riego, un riego frecuente en comparación con un riego superficial, depende de una serie de factores .

En primer lugar, tener en cuenta el tipo de suelo, en función de su capacidad para retener el agua de riego. Por ejemplo, un suelo de arena va a retener menos agua que los suelos arcillosos pesados, por lo tanto, van a secarse más rápido, mientras que el suelo arcilloso retendrá la humedad más tiempo (y es más susceptible al exceso de riego).

Esta es la razón por la modificar el suelo con compost es tan importante. La aplicación de mulch es también una buena idea, pues previene la evaporación y reduce las necesidades de riego, lo que en definitiva se traduce en una respuesta a cómo vencer la fatiga que nos produce ocuparnos del riego de grandes extensiones cuando no tenemos automatizado

Otros factores a considerar

Las condiciones climáticas también determinan cuándo las plantas de jardín necesitan agua. Si el clima está caluroso y seco, por ejemplo, se tendrá que regar con más frecuencia. Por supuesto, en condiciones de lluvia, se necesita poco riego.

Por otra parte, las plantas también dictan cuándo y con qué frecuencia requieren adición de agua. Diferentes plantas tienen diferentes necesidades de riego. Las plantas más grandes necesitan más agua en relación a las pequeñas recién plantadas. Hortalizas, plantas de lecho, y muchas plantas perennes tienen sistemas de raíces más profundas y también requieren un riego más frecuente, algunas a diario, especialmente en temperaturas cálidas.

La mayoría de las plantas en macetas necesitan regar a diario en condiciones calientes y secas, a veces dos o tres veces un día, pero cada tanto deja que el suelo se seque para vitar la pudrición de raíces por sostener siempre un suelo demasiado húmedo.

¿Qué hay de la hora de riego?

En especial para jardines de cierta extensión, este factor cuenta. El momento más adecuado para el riego es por la mañana, lo que reduce la evaporación, pero la tardecita – noche  está bien, siempre que evite que el follaje se moje, lo que podría conducir a problemas de hongos.