Arboles

Consejos y claves para cuidar un Bonsái

LCD Touch Screen Tablet with USA Map

Aunque estemos en verano, no olvidemos a nuestros Bonsái. Piensa que en invierno ellos son el alma que sostiene nuestra pasión por el verde y merecen toda nuestra atención.En tiempos de verano, nuestra mirada se enfoca estos días al exterior de nuestro hogar, nuestros jardines, balcones y terrazas están a pleno vigor; pero ello no debe propiciar descuido a nuestras plantas de interior, muy especialmente a nuestros Bonsái.

 Conceptos clave

Es algo así como una premisa obvia, pero en el caso de los Bonsái redobla importancia: no existe forma de que un Bonsái ostente salud y belleza, si no está plantado en una tierra o sustrato adecuado. De ese medio, es que  tomará todos  los nutrientes necesarios para su crecimiento y desarrollo por lo que como primera medida debes asegurarte de que el mismo sea rico en nutrientes imprescindibles, de que cuente con un buen drenaje funcionando en condiciones correctas, posea suficiente humedad y a la vez goce de la necesaria aireación.

¿Cómo se compone el suelo ideal para un Bonsái?

Para no quedarnos sólo en coneptos generales, vamos a lo práctico, comenzando por señalar que el sustrato ideal para un bonsái debe contemplar la existencia de tres ingredientes: akadama, compost orgánico y grava fina:

¿Qué es la akadama?

Es un ingrediente bien específico de los Bonsái; estamos hablando de un tipo de  tierra volcánica de origen japonés, que es bien conocida por profesionales y aficionados del Bonsái. Puede conseguirse en tiendas especializadas, pero debo advertirte que no es nada barata y es necesario ser muy cuidadoso en aspectos como riego y tipos de abono que se le aporta.

Una alternativa sería preparar tu propia tierra; existe un sustituto de esta  akadama, pero te sugiero que te asesores bien acerca de su procedencia y composición, asegurándote que cuente con arcillas cocidas y piedra volcánica. A este sustituto debes sumar compost orgánico (que puede ser preparado por ti mismo) musgo (que sostendrá la humedad necesaria en la medida necesaria), perlita y arena.

El último toque es el aporte de grava fina. Si puedes invertir, busca precios (incluso a través de la web) y compra las llamadas “tierras preparadas” en las tiendas especializadas en Bonsái.