Consejos

Construcción y cuidado de un terrario

Cactus in vase

En esta época del año, cuando el frío no me permite disfrutar a pleno de los exteriores de mi casa, es decir mi jardín o mi huerta, trabajar en terrarios es un verdadero placer y créeme que colma mis expectativas. Por ello me comprometido en continuar con este tema para que puedas experimentar lo mismo. Vamos a las preguntas más importantes en las que seguro estás pensando:

¿Cómo se planta en el terrario o plato?

El primer paso es lavar, enjuagar y secar bien el envase antes de su uso. Humedece la mezcla para macetas antes de añadirla al recipiente; hazlo delicadamente, tratando de evitar que se deposite en las paredes del terrario.

A continuación, coloca bien a mano las plantas que has elegido, en lo posible con sus pequeños “cepellones” es decir sus raíces con tierra. Antes de comenzar a colocarlas imagina la composición que harás. Piensa en cómo va a ver el paisaje en miniatura. La pregunta es ¿vas a mirar la composición  desde todos los lados o de un lado solo? -En ambos casos, las plantas más pequeñas por lo general debe estar al frente y lo más alto en la parte posterior. Si se va a ver el contenedor desde todos los lados, siempre debes centrar las plantas más altas.

Cuidados básicos de los terrarios

Los terrarios que tengan tapas o sólo pequeñas aberturas no deben ser colocados en la luz solar directa ya que las plantas se cocinarían. De todos modos, deben gozar de buena luminosidad, una ventana que de al norte es lo ideal, ya que gozará de buena luz pero no del impacto del sol directo y fuerte.

El tema del riego siempre es muy delicado y tiene que ver con las plantas que coloques en él, tanto en frecuencia de riego como en cantidad. Asesórate  cuidadosamente al respecto. Siempre se debe verter agua con un tubo pequeño  o con delicadeza en la superficie del suelo, lo importante es no salpicar.

Así las cosas…, si el frío te acobarda puedes hacer dos cosas: o te decides por un terrario, o diseña un jardín en tu balcón.