ConsejosPlantas y Flores

Cuidados, origen y variedades de Crisantemos

crisantemos011.thumbnail

Los crisantemos pertenecen a la familia de las Compuestas. Estas plantas son originarias del Extremo Oriente, especialmente de China y Japón. El chrysanthemum sinense, del que se derivan casi todos los híbridos que se cultivan actualmente, fue introducido en Europa en el siglo XVIII.
Descripción
En las formas cultivadas, las hay de flores dobles y semidobles, cuya diversidad de colores es infinita. Hay variedades enanas y otras que alcanzan el metro de altura. Su floración se produce entre octubre y noviembre.


Reproducción, riego y cuidados especiales

Son plantas perennes, pero conviene tratarlas como anuales, plantando cada año esquejes, semillas o dividiendo la macolla, en primavera.

En cuanto a riegos éstos deben ser moderados, más abundantes para las plantas que estén en maceta ya que la pérdida de agua es proporcionalmente mayor. Como cuidados especiales podemos mencionar que para obtener flores perfectas, conviene librar las ramas de los capullos laterales, que crecen junto al principal.
Los crisantemos empezaron a cultivarse en China al menos hace dos mil años, aunque los tipos usados entonces se parecían poco a los actuales. Llegaron a Occidente en el siglo XVII a través del Japón y se cultivan aquí desde entonces. Aunque los crisantemos normales y de exposición se clasifican como Chrysanthemum morifolium, a lo largo de la larga historia de esta planta han sido frecuentes los cruzamientos particularmente durante los últimos cincuenta años. Los tipos existentes son numerosos e incluyen plantas de formas y tamaños muy variados.