Productos

¿Cuáles son los hongos beneficiosos para nuestras plantas?

russula mushrooms

Nos horroriza ver aparecer hongos sobre nuestras plantas, ya sea en el jardín o en las macetas de la terraza. Inmediatamente corremos a nuestra tienda de confianza a por un buen fungicida. ¿Pero sabíais que también existen hongos que puede ser muy beneficiosos para nuestras amigas?

Se trata de las micorrizas. Son un tipo de hongo muy común en la naturaleza, y de uso continuado en los cultivos en siglos anteriores, que se combina en simbiosis con las raíces de las plantas aportándo a éstas nutrientes y agua. Al ser una relación simbiótica, también el hongo sale ganando: obtiene de las raíces vitaminas e hidratos de carbono.

No hace falta decir que gracias a esto podemos estar seguros de que nuestras plantas crecerán sanas y podrán extender sus raíces mucho más lejos, lo cual les vendrá estupendamente para buscar agua cuando escasee  o minerales de los que carezca. Además, adquieren una mayor resistencia a temperaturas altas (algo así como lo que sería el aumento de las defensas en nuestro cuerpo) y quedan protegidas frente a organismos potencialmente peligrosos. Si somos de los que pensamos que no hay nada como los fertilizantes naturales para nuestros cultivos, si nos gusta fabricar compost y huimos de los artificios químicos… también podemos empezar a pensar en estos hongos micorrícicos como nuestros aliados.

¿Cómo puedo conseguir micorrizas?

Los aficionados a la micología lo tendrán fácil para distinguir estos hongos en el campo: normalmente se desarrollan bajo tierra, pero también es habitual que salgan a la superficie. Si no lo tenemos tan claro o no nos queremos complicar la vida (no todo el mundo se puede permitir esas excursiones en busca de setas, ¡ojalá!), existe la posibilidad de comprar los llamados inductores de micorrizas en tiendas de jardinería. Los hay de varios tipos: en forma de gel que se aplica en la base de las plantas, como tierra que podemos añadir al abono o al fertilizante… Su uso no entraña dificultad alguna, siempre que sigamos las instrucciones o el consejo de alguien que ya conozca la materia.