Arboles

¿Cuándo debemos podar una palmera?

palmera

Ahora que llega la primavera, y la época de poda para muchas plantas, es posible que miremos hacia arriba y nos preguntemos si también es así para las palmeras de nuestro jardín. ¿Cómo sabemos cuándo debemos podarlas?

Algunas pistas nos las darán sus hojas, como en cualquier otra planta. El color verde brillante es indicativo de que todo va bien; en el momento en que las advertimos amarillentas y marchitas es cuando debemos empezar a pensar en desembarazar al árbol de ellas. En el caso de las palmeras, sin embargo, se trata de una necesidad que va más allá de la mera estética: sus grandes hojas pueden tener tendencia a incendiarse, pueden causar bastante daño si caen sobre alguien en caso de ser palmeras muy altas, o pueden convertirse en nido de alimañas o de hongos.

¿Y cómo la podamos?

Aquí viene el quid de la cuestión. Es más que evidente que, por muy expertos que seamos en la poda de otra clase de plantas, a la hora de podar una palmera tendremos que pedir ayuda si no lo hemos hecho antes. No hay otra manera que encaramarse a ella, y esto requiere de arneses y mucha pericia, elementos que un profesional sabrá emplear mejor que nosotros, desde luego. Si hablamos de palmeras más bajas, podemos intentarlo nosotros, aunque mucho mejor si partimos del asesoramiento de un profesional. Para la poda de esta clase de plantas se emplea habitualmente un cuchillo llamado márcola, que nos servirá para realizar todas las tareas, desde la limpieza del tronco hasta cortar las ramas y frutos. Otro tipo de cuchillo específico para palmeras, bastante popular en la zona del Levante español, es el conocido como corvellot. La motosierra es otra opción que nos facilitará la vida; si sabemos utilizarla y tenemos habilidad suficiente, puede venirnos muy bien a la hora de cortar las hojas de mayor tamaño.