Consejos

Cuidado de composiciones con plantas crasas y cactus

Cuidado de composiciones con plantas crasas y cactus.

Temperatura: Desde primavera hasta el otoño los cactus necesitan calor medio. Que se mantengan frescos durante el invierno (entre 10 º – 12 º C), pero mantenerlos alejados de marcos de las ventanas por la noche cuando las temperaturas son muy frías.

Luz: Elige el lugar más soleado que puedas encontrar, sobre todo en invierno. Un cactus inclinándose hacia una fuente de luz es una señal de que no está recibiendo suficiente luz.

Agua: Nada va a matar a tu jardín de vajilla más rápido que el exceso de riego. Durante la primavera hasta finales del verano el agua, el jardín de cactus, sólo necesitará como condiciones normales de riego sumar un poco de  agua tibia cuando la tierra comienza a secarse. Disminuye el riego durante el verano, y después de mediados de otoño mantén la composición casi seca, y riega sólo lo suficiente para evitar que se marchiten los cactus.

Humedad: Con muy pocas excepciones ( como la Cleistocactus straussii), estas plantas no necesitan humedad especial. No obstante es bienvenido su traslado cerca de una ventana abierta en los días calurosos de verano para darles aire fresco.

Trasplante: El trasplante debe hacerse en primavera utilizando sólo un recipiente un poco más grande que el cactus se encuentra hoy, la floración  en realidad se estimula cuando los cactus son un poco más grandes y se  destinan a macetas apenas mas grandes sólo cuando sea necesario.

Parece que las cosas anteriores no son demasiado difíciles de hacer… Te invito a comenzar a concebir una hermosa composición como la que ves en la imagen.