Arboles

Cuidados del olivo en verano

olivo

El olivo, como árbol de hoja perenne, es uno de los incondicionales en nuestro jardín. Se trata de una planta muy resistente, sin duda, pero eso no implica que no necesite algún que otro cuidado particular en verano.

El calor suele causar estragos en los árboles en verano, sobre todo si vivimos en zonas muy al sur. Pero entre los de hoja perenne, el olivo resiste sin inmutarse. No es un árbol que necesite demasiado riego, simplemente el habitual en cualquier época del año. Sin embargo, hay una señal que debe alarmarnos: si detectamos que empieza a perder hojas con más frecuencia de lo normal significará que necesita algo más de agua. Aunque sin pasarnos: debemos asegurarnos de que la tierra a su alrededor no se encharca, puesto que sus raíces son muy finas y pueden deteriorarse fácilmente. La caída de hojas suele observarse con más frecuencia en los olivos que hemos plantado en maceta (una posibilidad si no disponemos  de un patio amplio, por ejemplo) que en los de jardín.

Aparte de esto, el olivo agradecerá mucho contar con bastante iluminación durante varias horas al día. Así que no debemos tener miedo de dejarlo al sol o de que se encuentre en una zona del jardín en la que éste dé de lleno, siempre que estemos atentos a los síntomas de “sed” que hemos comentado arriba.

Un árbol longevo

Se suele decir que el olivo, bien cuidado, plantado en suelo no arenoso y con las atenciones necesarias, puede llegar a vivir hasta mil años. Nosotros no lo hemos comprobado, está claro, pero lo que sí sabemos es que es un árbol indiscutiblemente longevo, una excelente elección para un jardín que queramos tener siempre verde, sea cual sea la época del año. Mucho cuidado con las heladas cuando llegue el momento, eso sí. Si vivimos en una zona con propensión a temperaturas muy bajas, será mejor trasplantarlo o tenerlo en maceta cuando lleguen los meses invernales.