Paisajismo

Cómo distribuir el espacio en el jardín

Ya sea que tu foco sea el cultivo de flores, hortalizas u otras plantas, el espacio es una consideración importante, ya que cada planta tiene sus propios requisitos de espacio, dependiendo de cómo crece y cuánto espacio requiere su sistema de raíces para crecer.

Este es un factor que no siempre se tiene en cuenta en tanto significa respetar las necesidades de cada planta en el momento de la planificación de tu jardín o jardines. Veamos cuáles son los pasos necesarios para enfocar el trabajo correctamente en casa caso…

¿Qué hacer primero?

Mide tu área de siembra y registra las dimensiones. Si no vas a plantar en una jardinera, usa pinchos de madera o depresores de lengua para marcar las cuatro esquinas de tu área de siembra. Las mediciones precisas te ayudarán a crear un plan para su espacio.

Lee el reverso de cada paquete de semillas para determinar la cantidad de espacio que cada planta necesita. Algunas plantas requieren más espacio que otras para el crecimiento y enraizamiento. Por ejemplo, las zanahorias tienen un diferencial promedio de cerca de 7 cm  en tanto que en el caso de la  lechuga es de 30 cm. La siembra respetando las necesidades de espacio es esencial para permitir que las plantas puedan crecer.

¿Cómo planificar?

Dibuja una cuadrícula en lápiz sobre una hoja de papel para que coincida con el espacio de la siembra. En lápiz, estima dónde vas a colocar cada planta de acuerdo a la cantidad de espacio que requiere. Usando un compás con las medidas requeridas por cada especie, evitarás el hacinamiento de tus plantas en el espacio que tienes, ya que se extienden a medida que crecen.

Planta a continuación  tus semillas o plantas de iniciación de acuerdo con las directrices sobre el papel. Planta de una fila a la vez, refiriéndote a la cuadrícula como de guía para la siembra y para asegurar que sigues tu plan  con  atención.

  • Pingback: Actitud de adiestramiento | Blog Mascotas